La editorial Bruguera fue fundada por Joan Bruguera cuando tenías 25 años la cual se basaba en libros de chistes y novelas por entregas,  denominada Gato Negro. Obteniendo esta un éxito de manera rápida provocado por los semanarios de Pulgarcito poco tiempo después de la guerra civil. Dedicamos una reseña a esta histórica editorial en esta Web debido a que fue en ella donde Ricardo Rodrigo inició su trabajo en el sector editorial como corrector.

Posteriormente daría un gran impulso para terminar siendo la fabrica de cómics mas importante delante de todas la que hay en España.

El sello de esta editorial Bruguera se fundó sobre la estructura que proporcionó El Gato Negro y se especializó en las publicaciones de tebeos además de editar cuentos y libros infantiles, que lo dirigieron a:

  • Los hermanos Pantaleón (Barcelona 1910-1962)
  • Francisco Bruguera Grane (Barcelona, 1912-1990)

El Gato Negro

Fue fundada en 1910 por Juan Bruguera Teixido la cual estaba especializada en los folletines revistas de historietas y libros de chistes. Teniendo así cierta similitud con TBO, la cual apareció solo cuatro años atrás en 1917 y Bruguera se creo en junio del 1921 con el semanario de Pulgarcito que fue publicada en su revista siendo subtitulada “Periódico infantil de cuentos, historietas, aventuras y entretenimientos”, con el cual su gran éxito hizo prosperar a la editorial.

El Gato Negro dio vida a otros veintes tebeos más y también se encargo de “Charlot” en 1928, incluyendo en la mayoría de ellos cómics ingleses, especialmente “Film Fun”. Por parte española y además de las historietas y en ilustraciones de folletines, se vieron destacados autores como: Donaz, Arturo, Moreno, Niel, Robert, Urda, Vinaixa

En 1933 muere Juan Bruguera, y toman el relevo de su puesto sus hijos Pantaleón y Francisco Bruguera. En 1936, se vio intervenida la empresa por un comité obrero, pero no se detuvo la producción.

La etapa clásica

Pantaleón y Francisco Bruguera en 1939 toman la decisión de cambiar el nombre de la empresa y colocarle el apellido familiar. Luego de superadas las dificultades de la posguerra en 1947 se inicia el semanario de Pulgarcito el cual se publicó regularmente y la editorial se beneficio editando diversos tebeos como:

  • El Campeón (1948)
  • Super Pulgarcito (1949)
  • Magos de la Risa (1949)
  • El DDT (1951)

Estuvo inmersa también en la moda llamada novela gráfica con Sissi. Para ese entonces Bruguera estaba siendo una de las editoriales de tebeos mas importantes de España en conjunto con Cliper, Toray e Hispano Americana.

Al pasar el tiempo la empresa se vio transformada en una autentica multinacional en la edición viéndose implantada en diferentes países de Hispanoamérica

Nuevos rumbos

A partir de los 60 realizó el lanzamiento de las siguientes revistas:

  • Din Dan (1965)
  • Bravo (1968)
  • Gran Pulgarcito (1969)

Y teniendo la influencia de la televisión se ven incorporadas las siguientes series:

  • Franco belgas
  • Astérix el Galo
  • Blueberry

Además de triunfar por encima de la competencia con revistas de breve vida como:

  • Gaceta Junior (1968)
  • Strong (1969)
  • Trinca (1970)

Al entrar en los 70 se vio multiplicada su producción de tebeos además de aprovechar el tirón de sus personajes estrellas y el entremezclado de las historietas actuales con las de la antigüedad. También implemento los cómics de acción estética realista, como los británicos y estadounidenses tales como:

  • Hora T (1975)
  • Súper Aventuras Bruguera (1978)
  • Súper Ases Bruguera (1978)
  • ¡Zas! (1979)

El final de Editorial Bruguera

Al inicio de los ochenta, libros como:

  • Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez
  • Los gozos y las sombras de Gonzalo Torrente Ballester

Alcanzaron una facturación de aproximado de 10.000 millones de pesetas siendo los grandes best-sellers en 1981.

Luego de que OITEBSA ganara las elecciones sindicales de la empresa en 1982 un numero de 1056 de 1207 de sus trabajadores se asociaron para salvar la empresa, y varios autores sumaron revistas como Jauja (1982).  Pero en 1985 Francisco Ibañez salió permanentemente de la editorial y logro que sus trabajos no fueran publicados o republicados cortando de esta manera los ingresos de la empresa lo que fue un golpe de gracia para Bruguera.

En 1986 fue asumida por Grupo ZETA que logra transformarla en Ediciones B para luego se mantuviera con el sello de editorial Bruguera Mexicana S.A. de C.V.

Breve relanzamiento (2006-2010)

Luego de veinte años inicia de nuevo, pero como un sello editorial dentro de Ediciones B esta vez con la dirección de Ana María Moix logrando con este proceso recuperar el logotipo de Gato Negro, pero con un aspecto mejorado. Y tienen un catálogo de obras literías descatalogadas del siglo XX y lograron crear el Premio de Novelas Editorial Bruguera, pero de igual forma a pesar del esfuerzo en el 2010 se despido a su editora en jefe y se anuncio el cierre posterior de Bruguera.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies